Símbolos

Espiral: símbolo y significado

caracola espiral fondo rosado

La espiral se encuentra muy presente en la naturaleza: empezando por la pequeñez de una caracola junto a la orilla del mar, hasta la lejanía de inmensas galaxias que disponen sus estrellas describiendo una forma de espiral. Sin embargo, más allá del mundo natural, la espiral ha adquirido gran presencia en distintas culturas a lo largo de la historia, dotando a este símbolo de gran misterio. En este artículo te desvelo las claves para que aprendas las bases de este poderoso símbolo y puedas, si lo deseas, llevar tu conocimiento más allá, por medio de su aplicación práctica en el terreno de la autoconsciencia. Vamos a adentrarnos en los significados de las figuras del punto y del círculo, fundamentales, ya que como verás constituyen parte indispensable de la geometría de la espiral. Descubrirás cómo encajan conceptos tales como la eternidad, la no-dualidad y la alternancia de opuestos, todos ellos asociados al significado psicológico de la espiral y que, seas consciente o no, guardan relación con tu propia vida. 

 

 

El significado de la espiral como origen y devenir espaciotemporal

 

El universo empezó en un solo punto, un punto infinitamente pequeño y al mismo tiempo infinitamente denso, que contenía la totalidad de la materia todavía por expandirse y generar todo lo que ahora se puede observar. Desde aquel entonces y hasta ahora, han transcurrido 13.700 millones de años, y ese punto infinitamente pequeño se ha convertido en un espacio de 93.000 millones de años luz de extensión (esto es el espacio que recorrería la luz en 93.000 millones de años (1)). ¿Cuesta hacerse una idea de lo que significa esta magnitud, verdad?

 

La vía láctea, nuestra galaxia. Doble espiral.
La Vía Láctea, una doble espiral.

A lo largo de toda esa inimaginable extensión que es el universo, se estima que habitan unos 100.000 millones de galaxias y en muchas de ellas la disposición de las estrellas que las componen las dotan de una forma espiralizada. Sin ir más lejos, nuestra galaxia, la Vía Láctea, describe una doble espiral. Pero… no vayamos tan deprisa. Volvamos al origen. Empecemos por lo pequeño, por lo indivisible y unitario que se encuentra implícito en ese punto inicial, origen del universo, y que a continuación verás cómo guarda una total relación con el significado del punto que se ubica en el centro de una espiral.

 

 

 

El centro de la espiral: el significado de la no-dualidad

 

En un sentido más abstracto, podemos decir que en ese punto inicial de creación del universo no había diferenciación, no había dualidad. ¿Qué significa esto? Significa que existía solamente el punto y por tanto todo el espacio que había era ese punto mismo, sin que hubiera otra cosa diferente de él. No había dos – uno y su opuesto –  sino que había solamente uno: ese punto unitario central. Esto es algo extraordinario. Puedes comprobar por ti mismo la dificultad de imaginar ese punto unitario, ese origen del universo. Y es que, no te confundas… no se trata de imaginar un punto en un fondo negro, en un espacio vacío, no… ¡resulta que el punto ocupa todo el espacio – es el espacio en su totalidad – y no hay entonces nada en su trasfondo! En verdad, es imposible que puedas imaginar algo así, dado que el cerebro y la mente humanas no son realmente capaces de pensar en algo unitario, en algo que no tenga opuesto. Veamos algunos ejemplos de por qué esto es así. 

 

Puedes darte cuenta que no puedes imaginar un día lluvioso, si no es que en tu mente existe también el contraste de lo que un día soleado es. Existen los días lluviosos porque sabes que existen los días soleados, también. De forma similar, no puedes tampoco pensar en un rostro bello y reconocerlo como tal, si no es que veladamente tienes presente también tu idea de lo que la fealdad es, a la que ese bello rostro «se opone».

 

En el terreno concreto de tus emociones, observarás que no puedes conocer por ejemplo lo que es el estado emocional de la tristeza, si no lo contrapones implícitamente a un estado de alegría, de modo que puedas contrastar ambos estados emocionales. Lo mismo puede aplicarse a todas tus emociones, pudiendo así agruparlas en pares de opuestos, donde pueden presentarse obstaculizándose unas o otras, o bien, en tu correcta gestión emocional, ayudarte para equilibrarte y obtener mayor armonía, deshaciendo bloqueos emocionales y facilitando un adecuado «movimiento emocional».

 

Si lo deseas, puedes dar tus primeros pasos comprendiendo un diagrama hexagonal que implica y relaciona las seis grandes emociones: aquellas emociones fundamentales que todos poseemos por el solo hecho de ser humanos. Al igual que la espiral, este diagrama te muestra un modelo circular, recurrente, que te permitirá comprender tu mundo emocional y te dará las claves para que seas capaz de ver y gestionar tus propias emociones de otra manera, aplicando las ideas que se derivan del estudio de la espiral como símbolo. 

Cultivar y trabajar las seis Grandes Emociones

 

Tal como estamos viendo, todo en el universo físico y psicológico sigue la ley de los opuestos que, al mismo tiempo, conlleva de forma implícita la ley del cambio. Podríamos entonces nombrar un infinito etcétera con todos los elementos, conceptos, emociones y experiencias que la mente humana es capaz de crear y experimentar, y enlazarlas con su opuesto. En cualquier caso, lo esencial que tienes que comprender con respecto al significado de la espiral es que toda idea, concepto, emoción o experiencia, tiene un opuesto que emergerá o ha emergido en algún momento y lugar en el tiempo.

 

En efecto, esto es lo que nos dice la espiral con su significado, ya que como podrás ver claramente en el experimento que te propongo en el siguiente apartado, ella es la representación de una serie de círculos concéntricos que parten de ese centro unitario y que tienen la intención de expandirse cada vez más. Pero la única excepción a toda esa infinidad de pares de opuestos expresados en tales círculos se encuentra precisamente en ese punto central del que te hablaba, y que está en el centro de la espiral y se refiere a esa única «cosa» o «experiencia» que no tiene opuesto y que es inalcanzable. Si lo deseas, en este otro artículo puedes comprender cómo ese punto, ese estado unitario, remite al origen del universo tanto como al origen de nuestra alma y guarda una muy estrecha relación con el significado de la espiral. 

La psicología humana en el significado de la espiral

 

 

La espiral en expansión: del punto a sus círculos concéntricos

 

Para comprender mejor la relación entre la espiral, el punto y el círculo en su aspecto dinámico te propongo un pequeño experimento que puedes realizar y te ayudará a redondear una primera comprensión de este importante símbolo. Hemos hablando en primer lugar de la creación y formación del universo como ejemplo paradigmático para comprender la espiral. Ahora se trataría de que crees por ti mismo un «pequeño universo». A continuación te explico a qué me refiero. 

Círculos concéntricos y centro en el trazado de una espiral.

 

Te propongo dibujar, papel y lápiz en mano (o, en su defecto, imagínate dibujándolo), una espiral. ¿Cómo? Al igual que el universo, considera que una espiral empieza y tiene su origen también en un solo punto. Inicia así tu recorrido ubicando el lápiz en ese centro unitario formando un solo punto. Toda la «materia», toda la «información» que hay sobre el papel, es ese único punto. Mantente en quietud en ese lugar no-dual, sin ningún movimiento, hasta que decidas empezar con tu particular Big Bang. Cuando salgas de ese estado de no-movimiento, carente de toda referencia espacial y temporal, puedes iniciar tu movimiento y con él, la multiplicidad. El punto empieza entonces a transformarse, convirtiéndose en una multitud de puntos continuos que empiezan a describir una trayectoria curva que se mueve en sentido circular, alejándose cada vez más y más de su centro inicial original, y adquiriendo cada vez un mayor tamaño, expresándose en cierta manera a modo de círculos concéntricos.

 

En conclusión, tal y como acabas de ver, una espiral puede ser definida como una proyección: un punto proyectado en el tiempo y en el espacio, generando movimiento y cambio, hasta transformarse en un círculo cada vez más amplio, y que en verdad nunca se llega a cerrar. Esta proyección que es la espiral remite al significado de la creación y de la expansión. Pero, no sólo eso, la espiral también nos puede desvelar cómo tiene lugar esa creación, cuáles son sus leyes y el proceso de transformación a través del tiempo y por el cual el punto pasa a convertirse en círculo. El movimiento espiralizado, en tanto que movimiento circular, remarca la importancia de la alternancia de opuestos como una de las claves esenciales a considerar, que nos permitirá comprender el por qué y cómo de los cambios. 

 

Habiendo comprendido cuál es el significado implícito en la geometría de la espiral, en relación al punto, al círculo, y a su movimiento circular de creación y transformación, puedes adentrarte ahora en una aproximación práctica de estas ideas con respecto a tu propia interioridad. Concretamente, he desarrollado un mapa que facilitará la comprensión de tu mundo emocional y te ayudará a ver y cultivar tus seis principales emociones en un mapa que describe ese sentido circular, así como su alternancia de opuestos, ayudándote a llevar a cabo un trabajo de «alquimia emocional». Puedes introducirte en este trabajo y cultivo de las seis grandes emociones a través de este artículo.

 

Por otro lado, te invito también, si lo prefieres, a seguir profundizando en el significado de la espiral. Si en el presente artículo del blog hemos analizado la espiral desde una dimensión más matemática, física y geométrica, en el siguiente artículo nos adentraremos en el significado de la espiral desde una perspectiva más psicológica y existencial, referida a nuestra propia naturaleza humana. En tal caso, como verás, ese punto central, ese origen, remite a tu alma en el momento de tu nacimiento en este cuerpo, y su trayectoria circular se refiere a tu transcurrir existencial, lleno de experiencias, que pueden agruparse desde la perspectiva de la alternancia de opuestos en favor del cambio, con el único propósito de alcanzar tu destino vital. 

 

 

Referencias

 

(1) – Eric G. Chipman, Donald L. De Vincenzi, Bevan M. French, David Gilman, Stephen P. Maran, Paul C. Rambaut , Thomas A. Mutch. A Meeting with the Universe. https://history.nasa.gov/EP-177/toc.html

Basart, Joaquim (2021). Las seis grandes emociones: un mapa para comprender y gestionar tu mundo interior. Barcelona. 

Imágenes:

La Vía Láctea, una doble espiral. http://www.rtve.es/noticias/20190206/via-lactea-esta-retorcida/1880081.shtml

Círculos concéntricos y centro en el trazado de una espiral. https://es.wikipedia.org/wiki/Espiral

4 comentarios en “Espiral: símbolo y significado

  1. He de decir que la espiral de la unidad es acompañada por dos espirales mas, representando la dualidad, ida y pingala logran una especie de danza en la que se repelen y a la vez se atraen generando asi la forma de todo lo manifestado, se encuentra en el ADN, en el kundalini y sobre todo es muy explicada en los dos pilares de la cabbala, jaquin y boaz.

    La espiral del medio entonces es la experiencia, la cual muchas veces es invisible, ya que la dualidad es el medio, vehículo por donde se expresa la unidad, el ser.

    Estoy escribiendo un libro sobre esto ya que el entendimiento de esta ciencia libera al cerebro para comprensión mas absoluta de la realidad que nos rodea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *